Experiencia


En una escuela especial trabajé en la cría educativa (solo 12 hembras reproductoras y 2 Machos reproductores) de conejos para carne con niños y jóvenes con necesidades educativas especiales y los mismos demostraron un notable crecimiento en sus actitudes laborales, realizando todo tipo de actividades que requiere la cría de estos animales, todas estas como si se tratara de una explotación comercial, por lo que se tuvo que alimentar a los mismos con alimento balanceado para que las reproductoras puedan alcanzar los 7 u 8 partos anuales, para que el proyecto se mantenga se debió comercializar aparte de la carne, sus subproductos como llaveros con las patas y cola, y con la piel curtida con métodos caseros, se pueden fabricar coleros, bolsos artesanales, etc. otro subproducto interesante es la utilización del estiércol para la obtención de vermicompuesto (valioso abono orgánico) mediante la lombriz roja californiana.

Las razas más recomendadas para la cría de conejos para carne son la neocelandés y californiano y sus cruzas, una cruza que dio buenos resultados fue empleando macho californiano y hembra neocelandés, obteniendo de esta manera vigor hibrido en los mestizos logrados, el motivo por el que utilizamos la hembra neocelandés es que esta raza se caracteriza por sus buenas cualidades como madre. Mediante el vigor hibrido se obtienen animales con mayor rusticidad, peso de faena en menos días que las razas puras, ya que hablamos de razas, etc. es fundamental que se inicie la explotación con conejos de buena calidad genética, lo que se puede obtener comprando los mismos en granjas y/o cabañas reconocidas, y también con jaulas y equipos de buena calidad, evitando los de fabricación casera ya que a la larga salen más caros y no cumplen con los objetivos al que se quiere llegar (enseñar métodos de cría modernos y recrear de esta manera como si se tratara de un criadero comercial (300 madres en adelante).

Los conejos son alojados en jaulas individuales de alambre y bajo galpón, lo que permite un mejor control de la sanidad y del seguimiento en el desarrollo de cada uno.